Posts Tagged ‘handjob’

h1

A ella le apetece

January 3, 2011
La izquierda es el 85% del tiempo total, el 15% es lo de la derecha. MUY a diferencia de los hombres que suele ser más bien un 50% – 50%.
Hay que enterarse de las diferencias, el conocimiento es poder.

Lo normal es que siempre tenga ganas de eyacular (de penetrarla también pero no hay forma, por eso existe este blog) y entonces en forma natural no suelo eyacular un par de veces al día.
Pues nada cuando a mi novia le apetece que le toque el clitoris Y el punto G -que suele ser más o menos una vez por semana- se quita la ropa y se queda desnuda. Ella cuenta que yo me excite y la masturbe y si a ella le va bien me masturba también. Pues no, no me da la gana, me puse serio y yo intentaba no erectar y hablar de tonterias mientras ella quería su orgasmo (o lo que sea eso… no es un orgasmo como el de los machos… es como una especie de saturación sensorial). Yo ahí aguantando estoicamente y ella se enfada, y yo le digo que “bienvenida a mi mundo”.
¿Continuará?
Advertisements
h1

Amante hermanado lesbiano escribe

June 13, 2010

Continuo con el desdichado y apasionante diario

😀

Lo que dije en mi anterior post (¡ayer!) ha pasado a la historia porque ella -¡por fin!- me ha dicho claramente (algo realmente extremo e inusual entiéndase) tras todos mis intentos de no querer saber nada del sexo (que si tengo que ir al lavabo, que si tengo sueño, técnicas de deserección y mantenerla alejada sus manos de mi pene durante días etc etc) que quería que la tocara, yo he seguido haciendo como si fuera su hermano tonto tocáncole el culo y entonces con todo su amor me ha dicho:

QUIERO QUE ME TOQUES EL CLÍTORIS.

¿Y que voy a hacer? Pues le toco el clitoris y al poco me dice que también quiere que la toque dentro, en la vagina se entiende. Las dos cosas a la vez es lo que más le gusta y uno de los motivos de peso por el que no le hace mucha gracia que yo intente meterle el pene en la vagina, cosa que no he hecho nunca claro -ella utilizando la sempiterna excusa del condón a estas alturas ya…- porque sabe que con los dedos la puedo hacer tener orgasmos.

Entonces nos ponemos uno al lado del otro pero con la cabeza en los pies del otro (por decirlo de alguna manera) y ella me la va meneando y yo le voy dando el placer (que ahora si le toca ya por periodo, porque comienza la segunda semana, la fértil, la primera después de la regla no quería saber nada de tocamientos de vagina) pasan unos 20 minutos de gemidos de ella y cosas de placer y ella ya ha acabado -pero al estilo femenino “2” un orgasmos lento y suave, no explosivo- ahí bien lubricada -con ese líquido blanco- y todo eso. Y a mi dándole a la zambomba en mi pene ya ella cansada. Cambia un poco de postura porque dice que quiere que yo acabe pero yo paso de acabar. Pasan cinco minutos y ella se tiene que ir a trabajar, se va y está un poco triste porque yo no he eyaculado, un poco el colmo del conjunto global.

Bueno mira, así ella se ha librado del pringue.

Pues se va y ya está, me hago una paja. La vida es bella. 😀

h1

No sueño con coitos

May 21, 2010

Lo que dije en el post anterior es tan cierto que cuando sueño que tengo sexo con alguna conocida no sueño que la penetro. Sueño que la masturbo.

Es como cuando era un poco más joven que cuando soñaba con sexo soñaba con que me masturbaba.

Es interesante, ¿no?

😀

En la antigua Roma ir con una prostituta no era considerado adulterio. Y el poder y el dominio era parte de los mismo, los romanos eran buenos luchadores y fornicadores porque es lo mismo. A ellas no se les consulta porque si se les consulta en su interior sobre sexo estarían como yo, sin fornicar. Sigo técnicamente virgen.

h1

Falo metralleta

February 23, 2010

Super mujer

El otro día estaba viendo porno y me asusté a la larga. O sea salía un mujerón y un negraco y todo era muy duro, tenían una forma física excepcional y los dos eran grandes y duros. Ella Esperanza Gomez, un exceso en todos los sentidos.

Lo que me sorprendió fue que el tio eyacula “al poco” de comenzar mientras hace flexiones sobre ella y la va penetrando. Y entonces ella le dice cuando le ha esparcido el semen por el vientre y ella se lo unta por el ombligo y la vagina “Eres un chico malo, ya te lo dije. Quiero más” y va él y sin corte ni nada se la vuelve a meter y a bombear. Eso es excesivo. ¿Drogas o motivación del macho alfa?

Luego más tade siguen haciendo el amor como salvajes y ella lubricando fuerte fuerte y entonces ella le pajea duro y él como prácticamente no tiene semen dentro de sus testiculos se pasa como un minuto sacando poco a poco líquido blanco por la punta del pene.

Luego siguen pero ya no me lo creo, ya debe ser horas más tarde. Creo que quedaron como un día y luego editaron el video de casi una hora.

Lo mio es más lo cándido de ellas, voluptuosas si, pero no agresivas. Así que comencé a miar porno de japonesas, Maria Ozawa.

h1

Evolución “handjob” en el pistón del amor

January 19, 2010

A mi me gusta la feminidad, las curvas, el culo, las tetas… lo típico PERO nunca he practicado el coito. Mi novia es -ahora ya- una handjobera de primera, de hecho lo podría poner en su – excelentemente bien curtido- curriculum académico.

Quizás yo esté mas-turbado que nunca, o sea que me haya masturbado mucho en mi vida y ahora no me esfuerce realmente a intentar fornicar a mi novia. Porque es lo que quiero ver en los buenos videos eróticos, la penetración medioquirúrgica medio acompañada de complemetos como la cara de ella o los pechos de ella cimbreando por las embestidas fálicas en todas direcciones.

Pero con mi novia no me esfuerzo en ponerme el condón porque – en gran medida- me parece denigrante hacerlo a estas alturas de la relación. Y al mismo tiempo pues yo siempre me he pajeado a lo normal, con la mano  ¿que cuantas violanciones se han evitado en el mundo por la práctica de la paja? solo diré MUCHAS.

Me encanta la penetración pero yo no la practico, porque no me dejan. A ella la masturbo de vez en cuando para que tenga orgasmo y yo me masturbo continuamente como antaño, y ella cuando le apreta me la aprieta y menea, nada de vagina-pene, no hijo no, nada de eso que es malo para la expansión de la vida, sobre todo de la propia, de la que comienza en ella a la altura del útero.